Una vida más sencilla


Más que un hecho en particular, quiero hacer una reflexión sobre un informe que hizo la Fundación Terram, haciendo un balance del año 2008 en lo que respecta al tema medioambiental. Premios a la contaminación, al ambientalista más destacado, en lo que se avanzó y en lo que se retrocedió en ésta área se puede encontrar en este recuento.

Lo que me preocupó más de este informe es la gran cantidad de proyectos energéticos que amenazan el equilibrio ecológico de los lugares en donde se proyectan: desde las ultra conocidas mega represas que se quieren hacer en Aysén, hasta algunas que no tienen impacto mediático como el proyecto Alto Maipo de Aes Gener, los tres proyectos termoeléctricos que se pretenden hacer en la localidad costera de Punta de Choros, en la comuna de La Higuera, Región de Coquimbo (se dice que podrían elevar en 6ºC la temperatura de las costas, efecto devastador para la vida marina), y el proyecto Termoeléctrico Los Robles que se quiere construir en Constitución, Región del Maule. Otros proyectos, que no fueron nombrados en este documento y que conozco por otros lados, son los de Neltume y Coshuenco en la comuna de Panguipulli, Región de los Ríos (se pretende levantar represas en sectores prioritarios de conservación de la biodiversidad), y la represea del Proyecto Puelo, en la Región de los Lagos.


Si se fijan, muchos proyectos que responden a la histeria energética que se produjo también en el año que ya se nos fue, y que a la vez responde a un comportamiento de nuestra sociedad consumista, que gasta energía a raudales sin tener conciencia de cómo se obtiene y los costos que esto implica para nuestro medio ambiente (sin contar también las conductas de nuestras empresas mineras que también gastán poco eficientemente nuestra energía).


Si nosotros cambiaramos nuestras conductas diarias, si pensáramos en el daño que hacemos antes de dejar prendida la tele, el computador, la radio, si desenchufaramos todos los artefactos electrónicos que no estamos ocupando, si en ves de pasar todo el día en la casa consumiendo energía y pasar más rato al aire libre... podríamos disminuir el consumo energético y hacerlo más eficiente, y si esto se volviera una costumbre más generalizada, el país entero no necesitaría de tantos centrales termoeléctricas ni represas para abastecernos de energía eléctrica. A lo mejor muchos de nosotros no vivimos en los lugares de conflicto, pero teniendo conciencia en cada uno de las acciones antes mencionadas (y muchas más que se me quedan en el tientero!!!) podemos apoyarlas tanto o mejor que en forma presencial.

En resumen, a la entrada de este nuevo año, quiero invitarlos a vivir una vida más simple o sencilla, sin caer tanto en el consumismo (si compras mucho, se necesitarán de más productos, que también requieren de energía para su producción, y por lo tanto más centrales termoeléctricas o represas... ven que es una cadena???), y valorar viejas costumbres como conversar un buen rato después de almuerzo o salir más al aire libre y tener contacto con la naturaleza, tener más lazos con ella y sentir la importancia de cuidarla y protegerla.


Juan Pablo Ayala S
.
Estudiante Ing. Civil Ambiental UTFSM - Valparaíso
Coordinador Zonal Valparaíso-Viña CECADES


Más info sobre los proyectos energéticos mencionados:

Termoeléctrica Los Robles
Proyecto Alto Maipo
Termoeléctricas en Punta de Choros
Central Neltume
Represa en el Río Puelo

4 comentarios:

claudia dijo...

muy buen blog, ojalá que con este aporte muchas personas tomen conciencia.
saludos!

saqysay dijo...

Pablo...

Te encuentro toda la razón, pero las personas que están en el poder(político) les importan mas las lukas, que mantener esos paisajes hermosos...

Yo vivo en el SUR de Chile y te puedo contar, que la gran mayoría de sus ríos se transformaran en centrales hidroeléctricas.

Por ejemplo: en la Zona de Panguipulli, se proyectan 6 centrales hidroeléctricas, que afectaran los lagos Pirihueico, Neltume, río CuaCua, salto del Huilo-Huilo, río Enco, lago Riñihue y río San Pedro, lugares de un esplendor único, de aguas cristalinas y selva aún virgen.

La construcción de estas centrales hidroeléctricas tampoco es consultada a la ciudadanía (como de costumbre en Chile) sino que se decide a puerta cerrada con el gobierno, a costa de un mayor empobrecimiento y limitación para un desarrollo mas autosustentable en la zona sur del país. Nos quitan la belleza del sur, nos destruyen el equilibrio natural y la biodiversidad.

Por otra parte el Gobierno de Chile por intermedio de su presidenta Bachelet, crea plan de compensación monetaria que beneficiará a los municipios afectados por proyectos hidroeléctricos, para disminuir el rechazo de las comunidades.
...(Que buenas políticas)...

El día 15 de Diciembre pasado,(Endesa SA,) por medio del diario Las Ultimas Noticias, Solicitó 26 derechos de aguas en Panguipulli, de distintos caudales, tanto como esteros, como afluentes de ríos y lago y solicitud de extracción de aguas del lago Panguipulli, Neltume y Pirihueico.

En el sur nos estamos quedando sin agua...

Saludos, Matilde, Vero...

jampal dijo...

Si saqysay, es super evidente que eso es lo que le importa a la gente que está arriba (gobierno, transnacionales, etc.) Pero ellos nos traen el cuento de que Chile y todos sus ciudadanos, necesitamos de estas hidroeléctricas porque nuestro consumo energético está subiendo. Está claro que el chileno común necesita muy poco de esta energía extra, sino más bien la necesitan las grandes mineras que se están expandiendo o incursionando en nuevos proyectos.

Pero a pesar de todo soy optimista, se puede dar la batalla. Los links que puse al final del artículo demuestra que hay gente que piensa lo mismo, y que en parte ha logrado paralizar a través de su movimiento ciudadano la construcción de estos proyectos. La noticia que leí hace poco del fallo de la corte de apelaciones de Valparaíso que decalró ilegal la construcción de una termoeléctrica en Ventanas también es un buen indicio (leer noticia aquí). Pero si nosotros queremos llevar una lucha, cuidar nuestros bosques y nuestros ríos, tenemos que ser consecuentes y poner de nuestra parte. El hecho de llevar una política de eficiencia energética en nuestras casas capaz que sea un aporte ínfimo, pero en su conjunto es lo que ha llevado a que el mundo esté como esté. Por eso mi invitación final, de llevar una vida menos consumista y dejarse llevar por las cosas simples de la vida, es un cambio mental que hay que hacer, incluso antes de criticar a nuestras autoridades.

Saludos!

googler dijo...

prada purse
prada uk
prada hand bags
miu miu
miu miu handbags

Publicar un comentario