Desechos: Las Bolsas Plásticas.

El origen de las bolsas de plástico es el petróleo, el gas natural y otros derivados de la industria petroquímica, el 4% del total del petróleo extraído se destina a la industria del plástico, que en las fábricas se transforman en moléculas de hidrógeno y carbono conocidos como polímeros o resinas polímeras. El polietileno se calienta a altas temperaturas y el polímero fundido se convierte en un tubo, en cierto modo como si se tratara de hacer churros. Una vez conseguida la forma deseada, el plástico se enfría, se endurece y puede ser aplastado, sellado, reforzado, perforado o impreso. La típica bolsa de plástico, que pesa tan sólo unos gramos y tiene un grosor de milímetros, podría parecer un artículo completamente inocuo de no ser por la tremenda cantidad en que se producen. Y el tema empeora cuando las bolsas están impresas. Las pinturas de impresión contienen plomo y cadmio, metales pesados altamente tóxicos. Otro inconveniente del material plástico es que, si queremos solucionar su falta de biodegradabilidad usándolo como combustible, su incineración genera también gases que resultan altamente tóxicos.

Nosotros recibimos gratuitamente las bolsas de plástico nuevas cada vez que vamos al supermercado o tienda. La "generosidad" del supermercado proviene de lo poco que cuesta la materia prima para hacer dichas bolsas. El petróleo utilizado es barato porque las empresas no toman en cuenta su costo integral, es decir externalizan los costos ambientales, dejándolos fuera del coste real que pagamos. Tal vez el cobrar por cada bolsa entregada desinsentive su uso.

Todos hemos podido observar como estas bolsas andan por las calles llevadas por el transito o el viento, la gente las deja en cualquier parte y terminan generando un foco importante de contaminación, además de ensuciar el paisaje. Los plásticos no sólo se acumulan en tierra sino también en el mar. Muchos plásticos son casi indestructibles y algunos pueden permanecer estables por 400 años sin degradarse. Depositados sobre el fondo marino no dejan crecer las algas del fondo. Los animales que viven entre ellas mueren ya que tragan estas bolsas obstruyendo sus intestinos y muriendo por hemorrágeas e inanición. La cadena de mortandad se traslada, entonces hacia los otros animales que habitan cerca de las superficies al romperse la cadena alimenticia.

Suecia y Alemania son los países donde hay una mayor conciencia para evitar el uso de bolsas de plástico. En Francia se van a prohibir los embalajes plásticos no degradables a partir del 2010. En Chile no existen incentivos a reducir el uso de estas, al contrario aumenta, y las grandes tiendas y supermercados dan la impresión de que premian tu compra entregándote una bolsa gratis, pero la verdad es que su costo es ínfimo y además lo cancelamos igual con sus tasas de interés.

¿Que se puede hacer?

El mejor residuo es el que no se genera y el reciclaje debe ser la última opción. Para avanzar hacia un desarrollo sostenible, lo importante es reducir los residuos de origen y dejar su reutilización en un ultimo lugar. Mas adelante hablaremos sobre el proceso de reciclaje en si, por ahora hablamos de lo que puedes hacer ya!.

Planificar las compras y buscar métodos alternativos como llevar cajas de cartón si vas en auto, un carro de compra en caso de bicicleta o un bolso o mochila.

Las bolsas ya adquiridas pueden ser utilizadas para nuevas compras o usarlas como bolsas de basura, cuando estén demasiado gastadas. Muchas bolsas van al basurero despues del primer uso.

Adoptar la costumbre de llevar una bolsa para compras inesperadas, aunque mejor seria es que sea de tela. Las abuelitas siempre hacían una bolsa de genero para comprar el pan, porque no volver a eso, además puedes ejercitar tu imaginación creando una con tu estilo.

Anima a tu familia, amigos y compañeros a que reduzcan el uso de bolsas de plástico.

La idea de llevar bolsas reutilizables siempre que se va de compras es tan simple y tan evidente, que es increíble que la mayor parte de la gente no se haya dado cuenta de la enorme repercusión que podría tener este pequeño gesto ambiental.

(Fuente: Blog Terra.org)

5 comentarios:

El Simon Mazzet dijo...

Sería lo ideal, en algunos casos llevo bolsas, cuando compro pan a veces, eso es práctico sobre todo en las ferias libres.

carlosmxax 2.0 dijo...

yo cuando compro pan en el super llevo mi bolsa de papel, que cambio cada semana, si me cobran por una nueva
yo les digo a la niña de la pesa, que no gracias la bolsa es mia.. a veces me miran con cara de loco...

tambien cuando compro en el super para el mes, las bolsas las utiliso para la basura, si tengo un alto de bolsas un cajon lleno...

y cuando se debe botar basura saco una

si incluso cuando voy a la casa de mis papas me llevos unas cuantas y les digo que no gasten en comprar las bolsas negras , que usen estas

si en el trabajo me dicen el loco de las bolsas, pero despues me andan pidiendo una bolsita , para cuando debemos regresar de la mina

si todos tubieramos conciencia, de como podemos economizar y hacer reuso de cada bolsa...
saludos

sabemos muy bien, que estamos condenado por nuestras acciones, que el colapso llegara, pero lo minino que podemos hacer es postergarlo un poco.

denisse dijo...

Gran post sita vero!!

lo que mas me gusta son las recomendaciones del final

en todo caso hago casi lo mismo que carlos jojo... pago el cartucho del pan cada dos semanas no más :P

mi blog dijo...

Uff, la locura de las bolsas!

Este es otro vicio moderno, antes todo se envasaba en bolsas de papel, en las librerías recuerdo que habían unos enormes rollos de papel para envolver los artículos que uno compraba, ahora es todo con bolsa, es cierto que es mas práctico pero después el único destino que tienen estos envases es la basura, son usadas para guardar los desechos y llegan a los vertederos convertidas en repollos, desechas y entremezcladas con los desechos orgánicos en una masa de la cual no se puede aprovechar nada.
Antes bastaba con botar la basura en tarros pero hoy en las calles suelen vérselas amontonadas sirviéndoles de comida a los perros vagos que las rompen y dejan esparcido todo su contenido, la bolsa de supermercado es un envase frágil que es muy fácil de perforar.

El plástico no se degrada y permanece estable por mucho tiempo puede ser reciclado, así que en vez de botarlo recicle los envases de yogurt, debebidas, de leche, de los jugos en polvo, etc.
En la comuna de Ñuñoa donde vivo hay un servicio de reciclaje que consiste en recolectar estos productos, para eso hay que separar lo que es desecho orgánico de lo que se puede reciclar. Es cosa de ponerse en campaña porque...
Estamos en peligro!, jejeje
Saludos.

saqysay dijo...

Le encuentro toda la razón...
a "MI BLOG"...pero dónde no hay, un lugar así, entiendo que tú puedes hacerlo en tu hogar..

Pero que hago con los envases de yogurt,cajas de jugo, envases de vidrio, cartón,diarios, revistas, etc.

Acá no hay dónde dejárlos. Revisando las páginas, sobre el reciclado de vidrio, éstas sólo llegan hasta la octava región, o sea, en resumidas palabras, no pasa nada, desde la 9 región hacia el sur...

Ojala se puedan implementar pronto...
entiendo que sea un tema de costo...

Saludos...

Publicar un comentario