LOS ANIMALES TAMBIÉN AYUDAN A OTROS.



Investigadores del Instituto Max Planck en Uganda realizaron nuevos estudios que demuestran que los chimpancés también son capaces de actos altruistas y éstos comportamientos vendrían, aparentemente, "programados" en sus genes. En el estudio, jóvenes chimpancés, espontánea y repetidamente, ayudaron a humanos que parecían tener problemas en alcanzar algo en la jaula donde ellos estaban.

Esto sugiere que el altruismo puede haber sido un elemento en la vida social "primitiva" de los simios, y que habría sido heredado tanto a los humanos como a los chimpancés.

"Creíamos que nosotros éramos muy diferentes del resto de los animales incluyendo los primates, pero no es así. Al menos algo de altruismo debe haber estado presente en el ancestro común de hombres y chimpancés", dice Felix Warneken, líder del estudio y sicólogo de atropología evolutiva del Instituto Max Planck en Alemania.

Los antropólogos han reconocido desde hace mucho tiempo que el altruismo es un elemento vital en la formación de grupos sociales complejos. Este estudio pone en relieve la pregunta sobre cuándo el deseo desinteresado de ayudar apareció por primera vez en la evolución.

El verdadero altruismo siempre ha sido visto como una característica exclusivamente humana; el hombre capaz de razonar decide deliberadamente ayudar a otros, a sabiendas que puede tener un costo para sí.

Warneken y su colega, Brian Hare, estudiaron a 36 chimpancés en el santuario de primates en la isla Ngamba en Uganda.

A los animales no se les permitió interactuar con humanos que conocieran con anterioridad o que los alimentaran. Las pruebas fueron con desconocidos.

En el primer experimento, los chimpancés veían a una persona tratando infructuosamente de alcanzar una rama, a través de los barrotes, al otro lado de la jaula pero al alcance del simio.

Los chimpancés ayudaron espontáneamente a la persona a alcanzar la rama, independientemente si recibían o no una recompensa posterior. Pero si los chimpancés veían que la persona no hacía esfuerzo alguno por llegar al objetivo, ellos tampoco perdían sus energías en ayuda.

No son los únicos

Un segundo experimento fue diseñado para hacer más difícil la entrega de asistencia; los chimpancés debían escalar unos dos metros para alcanzar la rama. Tampoco había recompensas pero, nuevamente, los animales seguían ayudando.

Una tercera etapa del experimento observó la disposición de los simios a ayudarse unos a otros. Un chimpancé observaba a un compañero tratar de entrar a una pieza cerrada donde había comida.

La única manera de lograrlo era que el animal que observaba ayudara a sacar una cadena de la puerta. En todas las pruebas el observador ayudó.

En todas partes en el mundo animal hay muchos ejemplos de aparente altruismo. Los delfines, por ejemplo, ayudan a animales enfermos o heridos, nadando bajo ellos y empujándolos a la superficie para que puedan respirar y por horas.

Otro ejemplo. Lobos y perros salvajes llevan pedazos de carne a miembros de su jauría que no estuvieron presentes en la caza.

Mucho de estos ejemplos "altruistas" individuales, de animales sociales, ayudan a su grupo o "familia".

En términos de evolución esto es relativamente fácil de explicar porque ayudando a los parientes se asegura la sobrevivencia de los genes que todos comparten. Pero es mucho más difícil de explicar el altruismo cuando no está relacionado al parentesco entre los animales y, más aún, cuando es entre especies.

Artículo publicado en El Mercurio, cuerpo A, martes 26 de junio, 2007.
http://www.eva.mpg.de/index.htm


Este artículo no servirá como dato práctico para saber qué hacer con alguno de nuestros desechos, pero lo he publicado porque el fin de este blog es crear conciencia para con nuestro planeta, y crear conciencia significa saber que existen millones de seres vivos además de nosotros y que éstos, a veces no son tan diferentes de nosotros.

No se trata de acercar sus costumbres a las humanas, sino de reflexionar sobre el que no somos el ombligo del mundo, y los animales , plantas, insectos, y la misma Tierra están vivos, y no están aquí para nosotros como solemos creer. Sin embargo eso no quita que ellos puedan tener actitudes tan hermosas y desinteresadas para con nosotros como las señaladas acá.

7 comentarios:

VerónicaBas dijo...

Quizas si pusieramos mas atención a cosas como estas no nos sentiriamos tan dueños del mundo y entenderiamos mejor que somos parte de un todo y como tal debemos cuidarlo.

Una de las cosas que mas me molesta de la religión cristiana es que dice que el mundo se hizo para que el hombre se sirviera de el, y miren lo que ese pensamiento ha hecho... en fin!

Muy linda nota Mevlana!

Saludos!

El Simon Mazzet dijo...

Subestimamos mucho a los animales, y tienen su carácter.

Mevlana, alguna nota de ahorro energético?... podría ser bueno

Mevlana_Neófita dijo...

Simón,

La proxima semana habrá uno sobre ahorro energético, pero antes debo dar datos sobre reciclaje de plásticos para un Anónimo que me lo pidió.

Todo irá la prox semana, a más tardar la suguiente de ella.


Saludos

Cristian Acevedo R. dijo...

chuaaa y yo no ayudo a nadie...sere de otro planeta? o simplemente una muy mala persona?

mi blog dijo...

Hola!
Los gatos, perros, caballos, ratones, canguros, vacas, conejos, es decir todos los mamíferos en general son capaces de estos gestos porque tienen sentimientos. Esto es dado por el mayor desarollo de la corteza cerebral que los hace capaces de proteger a su familia, a los mas débiles, a los mas jóvenes, los bebés y los mas ancianos. Todos forman parte del clan y se protegen mutuamente, esto también puede darse transversalmente hacia otras especies, se ha visto cerdos que crían leones, perritas amamantando a un canguro, gatos que se criaron con perros y después se juran canes (solo les falta ladrar).

Siempre y cuando el animal sea aceptado en el núcleo familiar (no importando de cual especie sea), no debería haber problema.

El altruismo causa además placer en todo ser viviente, genera hormonas y sustancias parecidas a la droga dopamina (según leí por ahí). También las aves son capaces de hacer gestos altruistas, los pingüinos son capaces de cuidar un huevo sin comer nada por 6 meses hasta que la cría cresca lo suficiente y se turnan el huevo entre tanto. Todo esto en medio del frío del polo, eso es sacrificio por los demas.

Lamentablemente entre los reptiles o arácnidos esta actitud no está presente sino que por el contrario está muy desarrollada la actitud depredadora, la de cazar y matar, que es contraria al instinto de cuidar al prójimo.

...Y tambiém hay algunos seres humanos que mas se parecen a los dinosaurios que a seres altruistas, se les olvidó que alguna vez fueron niños.
Saludos.

Anónimo dijo...

mi amor xq sera que le acen eso a los povres animalitos cm no se mueren los que le ahcen eso

Anónimo dijo...

hola yo use esta info y la puse en taringa esta bien no¿

Publicar un comentario