CHILE: PAÍS QUE AVALA LA MATANZA DE PERROS VAGOS.

La tenencia irresponsable de perros es una de las tantas causas de que en nuestro país exista una gran cantidad de ellos viviendo en la calle. Si bien es cierto que muchos de los perros que se encuentran en ella a veces están mejor ahí que bajo el cuidado de algún humano poco cariñoso o preocupado, no es apropiado ni justo para un perro que se acostumbra a una familia que lo trata bien, el que lo priven de participar de ella, ya sea por destrozos que éste causa, cambios de casa o porque el dinero simplemente no alcanza para mantener a un integrante más.

Dejar de cuidar a un perro hace que la suma de éstos en la calle vaya aumentando en la medida en que los días pasan y con ello que se produzcan matanzas masivas hechas por humanos para poder "controlarlos". Y a pesar de que a veces estos perros "vagos" forman jaurías que atacan a animales en el campo o a humanos, esto no es una excusa para eliminar a todos aquellos perros que circulan por ciudades sin hacer mayor alboroto.

Los animales, sea cual sea la especie, también sienten dolor, también tienen hambre y al igual que el ser humano intentan buscar comida, abrigo y cariño para seguir sobreviviendo. Tienen el derecho a vivir y más aun si no hacen daño a nadie al hacerlo.

Sin duda en nuestro país este derecho ha sido violado y debe estar siendo violado en este preciso momento, pues en los últimos meses hemos sabido a través de diversas denuncias que algunas municipalidades entre otros, a lo largo de nuestro país están realizando matanzas ilegales de perros. Los funcionarios municipales se escudan en una ley que señala que se puede eliminar a los perros vagos cuando estos representan una amenaza para la población. Aun más, son los propios vecinos los que la mayoría de las veces les exigen a los municipios la eliminación de estos perros.

Para que se den cuenta y saquen sus propias conclusiones, les mostramos aquí un fragmento muy esclarecedor.

Artículo 17: “Si los canes transportados al canil se encuentran aquejados de alguna enfermedad, son considerados bravos o cumplen los requisitos para calificarse de perros “vagos”, constituyen un eventual riesgo para la salud humana, sea por su peligrosidad, sea por haberse transformado en vectores de enfermedades transmisibles, debiendo en estas circunstancias ser sacrificados, una vez vencidos los plazos establecidos para su rescate”.

Artículo 18: Para los efectos propios de este capítulo se utilizará para su eliminación un método apropiado que no signifique para el animal dolor o sufrimiento alguno al realizarse el procedimiento".

Artículo 19: “Los restos serán retirados por la Empresa Recolectora de Residuos Sólidos de la Comuna”.

Artículo 20: “Los funcionarios o encargados de los animales que los maltraten o ejecuten en ellos actos de crueldad, serán sancionados con las multas que se indican en el capítulo sexto, sin perjuicio de la responsabilidad que les pueda corresponder como autores del delito previsto y penado en el artículo 291 bis del Código Penal, que será de conocimiento del tribunal competente".

(Ilustre Municipalidad de la Serena, Ordenanza Sobre el Control Integral de la Población Canina y su Tenencia Responsable, Publicada en el Diario Oficial de fecha 18 de octubre de 2003).

Si nos fijamos en el artículo 17, que no debería ser tan diferente al resto de artículos sobre este tema que rigen al resto de las Municipalidades de nuestro país, queda suficientemente claro que al ser un perro considerado como vago, ya se lo puede identificar como peligroso y, por ende, ser dispuesto para un sacrificio como se señala en el mismo artículo.

Aún más, en el artículo 25 de esta misma ordenanza se señala que “Se prohíbe alimentar a perros denominados “vagos”, o que circulen por bienes nacionales de uso público sin cumplir con los requisitos del artículo 5 (que no lleven bozal, cadenas).

¿Están correctamente formulados estos artículos?, ¿No sería mejor comprobar antes de cualquier tipo de captura y/o sacrificio una eventual enfermedad?, en el momento del sacrificio ¿Se sacrifican todos los perros de forma tal que éstos no sientan dolor alguno o no sean víctimas de un acto cruel?.

¿No es mejor regular la tenencia de animales y educar a los seres humanos en vez de castigar a las víctimas de los caprichos de éstos?

¿Somos nosotros los dueños de todas las tierras como para impedir que un animal que es tan dueño de ellas como nosotros camine libremente por ella?, ¿No tenemos acaso derecho a alimentar a un perro que vive en la calle, así como nos gustaría que alguien nos diese comida, abrigo y cariño a nosotros si es que lo necesitásemos?. Por último, si ni siquiera somos completamente dueños de elegir sobre nuestra vida o muerte, ¿tenemos acaso el derecho a elegir la de otros seres?

Por ahora éstas son las leyes por las cuales se rige la Municipalidad de la Serena, y por las cuales se deben regir la mayoría de las ciudades de nuestro país. Estaríamos agradecidas si alguien nos demuestra que en los artículos de las Ordenanzas de otros Municipios sale lo contrario, por lo pronto les pedimos que denuncien cualquier irregularidad a través de los conductos regulares o a través de nuestro mail:
estamosenpeligro@gmail.com, tratando siempre de que estas denuncias tengan como respaldo algún tipo de pruebas que delanten que se está maltratando o sacrificando de forma cruel a algún animal.



Fuente: Ordenanza Municipal Sobre Control de la Población Canina de la Municipalidad de La Serena.

Fotografías: www.chileaustral.com, www.cefu.cl, www.chilepress.cl


7 comentarios:

VerónicaBas dijo...

Yo creo que ya es hora de que nosotros como cuidadanos que exigimos a las autoridades controles sanitarios y cosas asi, empecemos a darnos cuenta de que somos los responsables de que miles de perritos anden en las calles.

Es muy facil echarle la culpa al animal, lo hacemos con todo lo que nos pasa, siempre es comodo decir que "alguien" debe hacerse cargo de las circunstancias fuera de control, ¿pero y nosotros?.

¿Donde esta mi responsabilidad ante la tenencia de un animal?, ¿porque debo esperar a que una autoridad me diga que tal o cual perrito ya no debe andar en la calle porque considera que esta en o cual condición?

¿Si un perrito tiene hambre porque se me dice que no debo darle comida?... ¿a caso el tiene la culpa de su condición, a caso el decidió vivir asi y buscó la calle, o bien el decidio que su madre fuera abandonada y lo pariera a el en la calle?

Ya es hora de que aparte de horrorizarnos cuando un animal es asesinado, porque son claramente asesinados por la mano de una ser "superior", deje de quejarme tanto y empiece a preguntarme el porque llegamos a esto, y junto con exigir una mayor responsabilidad y semtida de generosidad de las autoridades, también convertirme en una persona responsable de la tenencia de un animal.

@lex dijo...

Chuata!, es una terrible realidad.
Lo que pasa es que la gente no se responsabiliza por la tenencia de perros y en general de las mascotas. En Nueva York las alcantarillas están infestadas de cocodrilos, caimanes y ratones enormes del tamaño de un canguro esto debido a que los adquieren de laboratorios que los desechan de sus experimentos o los compran en ferias libres ilegalmente sin saber que crecerán desmesuradamente.
Cuando ya no caben en la casa los echan por el desagüe o los botan a la calle como un despojo.

Hay que recordar que también son seres que sienten, se alegran y tienen pena al igual que uno.
Quieran su mascota, cuídenla!
Saludos.

Pd:
OPINEN MIÉCHICA!!

Punto Crítico dijo...

Las políticas, mal llamadas sanitarias, que abordan este tipo de problemáticas son, como todo en este país, de acción y reacción. Muchos perros vagos, matanza de muchos perros vagos. No se da una solución que perdure en el tiempo, como la esterilización de perras o la creación de caniles. Pero se debe tener en cuenta, que el gobierno, del nivel que fuere, se está haciendo cargo de un problema que surge por parte de los ciudadanos y la incapacidad de ejercer una tenencia responsable de sus mascotas. Y eso se logra con educación, de la cual todos somos responsables.

Buenísimo blog...

Salu2 Cordiales

Cami Molsdal dijo...

todos tenemos el derecho de hacer con nuestras vida lo que nosotros queramos y ninguna ley nos puede quitar ese derecho, si a mi me gusta darle alimento y cariño a los perros de la calle lo seguire haciendo y espero que los que hacen estas leyes hagan mejor su trabajo y asi se merezcan sus grandes sueldos

Toña dijo...

a mi no me gusta mucho la matanza de los animales porque ellos igual tienen sentimientos como cualquier ser humano y nosotros no nos damos cuenta que ellos también sienten cariño y necesitan las mismas cosas que nosotros.
yo estoy en muy desacuerdo porque yo tengo 6 perros y 3 gatos y yo los amo como si fueran mis hermanos pequeños.

Anónimo dijo...

muerte a todos los perros vagos

Anónimo dijo...

SOY KAMOTEREKTO DE MEXICO ¡¡¡¡MUERTE A TODOS LOS PERROS VAGOS!!!! VIVA UN MUNDO SIN RABIA NI ENFERMEDADES POR EXCREMENTO U ORINA DE LOS PERROS. QUEREMOS UN MUNDO LIMPIO. MUERTE TAMBIÉN A LOS GATOS, QUE MATAN A LAS AVES.

Publicar un comentario